Consejos básicos para administradores de fincas sobre redes sociales

| Actualizado: 18/02/2017

Introducción

Redes sociales en marketing juridicoTodas las fuentes de consulta en este ámbito nos llevan a la misma conclusión: las administraciones de fincas, como cualquier otro agente profesional o empresarial, deben estar sí o sí en las redes sociales.

Partiendo de esta máxima los despachos de administración de fincas nos lanzamos a ellas. Pero en la mayoría de ocasiones sin estrategia ni objetivos claros; lo que termina llevando al desánimo,  fracaso y abandono.

Y a pesar de ello el planteamiento inicial no deja de ser correcto. Las redes sociales son importantes en cualquier estrategia de presencia en Internet. Entre otros motivos porque:

  • Son una herramienta importante en el posicionamiento en buscadores de la web.
  • Difundiendo en ellas contenidos relevantes, se capta la atención del usuario para intentar convertirlo en cliente.
  • Con una adecuada interacción ayudan a crear una comunidad de usuarios fieles a la marca que promueven la atracción de nuevos clientes.
  • Potencian el posicionamiento de la marca en la mente del consumidor para que la misma se encuentre en una situación ventajosa cuando éste tenga que satisfacer una necesidad en su categoría de producto.

¿En qué redes sociales tiene que estar un despacho de administración de fincas?

La pregunta es muy sencilla de responder. Aunque no tanto de resolver eficazmente en la práctica si no tenemos claras antes otras cuestiones.

Porque hay que estar en las redes sociales en las que está nuestro público objetivo. Con lo que lógicamente hay que tener claro previamente quiénes son las personas que pueden decidir la contratación de nuestros servicios para estar, en definitiva, donde ellas están.

Dicho lo cual, normalmente un despacho de administradores de fincas tradicional tiene un público objetivo que está presente en cualquier red social generalista. Especialmente me refiero a Facebook y Twitter.

También podemos participar en Linkedin (específicamente creada para relaciones profesionales), instagram (red social en la que la fotografía es el eje de la participación e interacción), así como en foros o cualquier otra plataforma digital en la que estemos en disposición de atraer al usuario para que sutilmente hagamos confluir sus necesidades y nuestros conocimientos; con el objetivo puesto en la posible conversión de aquél en cliente.

No obstante, es importante reseñar que también hay que elegir herramientas que nos permitan segmentar territorialmente nuestra acción en redes sociales; de tal manera que podamos dirigirnos especialmente a aquellas personas no solo con un perfil socioeconómico que ya disfrutan o podrían contratar nuestros servicios. Sino también a aquéllas que tienen intereses en las zonas en las que nuestro despacho dispone de implantación territorial.

Porque seamos prácticos. ¿Para qué dedicar esfuerzos de conexión profesional para una persona que vive en Zaragoza, por ejemplo, si nuestra administración de fincas ofrece servicios solo en la ciudad de Valencia?

Por otro lado, si se ha optado por estar presente en diferentes redes sociales, conviene hacer lo contrario a lo que hemos hecho erróneamente la mayoría, que es abrir a la vez cuenta en todas ellas. Porque considero que es mejor hacerlo de manera paulatina; para después comparar los resultados obtenidos por todas con la finalidad de adoptar decisiones estratégicas orientadas a resultados.

Y cuando hablo de resultados no solo me refiero a conseguir seguidores. Pues ello es solo una parte de la estrategia en redes sociales, integrada también por otros objetivos como el volumen de interacción que cada publicación ha conseguido y la conversión en clientes que cada red en un periodo temporal concreto nos proporciona. Partiendo de la base de que en Internet casi todo se puede medir.

¿Presencia corporativa o individual en redes sociales de los administradores de fincas?

Es decir, ¿tiene que estar en redes sociales directamente la propia firma o los profesionales que la componen?

Considero que hay que combinar ambas soluciones en coherencia con la estrategia de la firma; que no debe desaprovechar, en su caso, la marca profesional de sus componentes.

Ahora bien, es importante que los individuos tengan en cuenta siempre que no deben mezclar en sus perfiles aspectos personales con profesionales de tal manera que puedan generar una crisis de reputación de la firma. Para evitarlo Facebook, por ejemplo, permite la creación de listas de segmentación de los usuarios que acceden a unos y otros contenidos de nuestro perfil personal.

Y también hay que hacerlo siendo conscientes desde un principio de que las redes sociales necesitan tiempo. Tanto para gestionarlas correctamente como para que lleguen los resultados.

Anotaciones al cierre

Tomar la decisión de implantar la presencia en redes sociales de una administración de fincas no debe ser ni caprichosa ni espontánea. Sino que debe obedecer a unos objetivos y a una estrategia que en coherencia con el plan de marketing y comunicación de la firma, determine en qué redes sociales se participa, cómo se hace; a quiénes se dirigen; las frecuencias de actualización; el estilo de las comunicaciones; las normas de buenas prácticas que deben seguirse en las cuentas personales, etcétera.

 

Comparte...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn